¿Cuál es la causa de la rigidez matutina?

«Estoy envejeciendo», eso lo que muchas personas con rigidez matutina dicen, pero la vejez por sí sola no es la única causa de la rigidez matutina, el dolor y el endurecimiento de las articulaciones.

Sin embargo, desde la perspectiva de la fisioterapia las causas pueden tener una razón debido a que durante la noche, cuando dormimos, pasamos mucho tiempo casi inmovilizados; nuestro cuerpo pierde calor y nuestros tejidos se condensan.

Todo esto hace que los viejos patrones, las cicatrices o las lesiones antiguas tiendan a ser más fácilmente discernibles. Es, entonces, cuando nos despertamos por la mañana, que nuestro cuerpo realmente muestra su verdadero grado de fragmentación revelando los distintos niveles de incomodidad y dolores.

 

¿Qué le pasa a nuestra columna vertebral cuando dormimos?

Cada noche ocurre un interesante fenómeno natural. Cuando dormimos, nuestra columna vertebral ya no está sometida a las presiones verticales

de la gravedad y nuestro cuerpo es capaz de reponer la pérdida de fluidos entre nuestros discos ínter-vertebrales (amortiguadores del cuerpo), que se estiran y relajan, en un proceso pasivo llamado imbibición. 

La altura de la columna vertebral crece al sumar la cantidad de líquido que absorbe cada disco produciendo un aumento de su tamaño por la noche. Esto hace que seamos de uno a un centímetro y medio más altos cada mañana.

A medida que avanza el día, los discos se deshidratan y pierden lentamente parte de su tamaño debido a las fuerzas compresivas, así que volvemos a acortarnos nuevamente al final del día.

 

Nuestra esencia Jing – Una visión de la medicina china

La medicina china percibe la rigidez matutina como una señal de que podemos estar usando nuestro Jing (esencia/ fluidos corporales) con demasiada rapidez.

Una analogía que nos permita entender esto podría ser considerar Jing al hardware de un ordenador, la base física para que un sistema funcione. Jing es muy difícil de restaurar y lo vamos utilizando poco a poco, a medida que envejecemos. Además, su agotamiento se acelera mediante micro y macro traumas físicos, estrés excesivo y preocupaciones. También se agota, en los hombres, a través de una actividad sexual excesiva (que incluye la eyaculación), y en las mujeres a través de una menstruación anormalmente abundante.

Jing o esencia es la energía más concentrada o con mayor densidad vibratoria de nuestro cuerpo. El aspecto físico con el que se despliega nuestra vida. Es heredada de nuestros padres y también es nuestra  base del crecimiento, del desarrollo y de la reproducción Juntamente con Chi (氣) y Shen (神), Jing (精) forma lo que esta ancestral medicina llama «Los Tres Tesoros» (ン寶)  o sustancias vitales que sostienen nuestra vida aquí en la tierra.

 

Nuestro cuerpo y nuestra mente como una unidad psico-física

Es importante entender que desde la perspectiva de esta antigua medicina china, la mente y el cuerpo funcionan como una unidad psico-física.

 

Cuervo-mente-shen-alinetisato

 

La mejor analogía para describir los Tres Tesoros y cómo podemos cuidar de ellos es la de una vela.  La cera y la mecha de la vela representan Jing. El componente principal de la estructura de los otros dos tesoros. La calidad de la cera y la reserva de la cera disponible cuando se enciende van a determinar la vida útil de la vela.

De manera que Jing, o nuestras más profundas reservas de energía van a determinar nuestra longevidad. Se necesita mucho tiempo para que se agote el Jing por eso es importante evitar que se consuma muy rápidamente.

La llama de la vela representa el Chi. Dado que Chi es nuestra energía vital cotidiana, la que proporciona la fuente de luz, sin embargo, con el tiempo consume la vela.

La luz que irradia la vela encendida representa a Shen, mente y alma. El propósito de la vela es iluminar, y también lo es nuestro Shen.

Cuando Jing y Chi existen en abundancia, Shen irradia.

En otras palabras, cuando Chi, la bio-electricidad que baña y nutre el cuerpo físico a través de los canales de la acupuntura, es utilizado eficientemente, nuestro Jing dura más tiempo. El Chi se agota fácilmente mediante la actividades diarias pero cuando una persona está sana se repone fácilmente con un buen sueño y una nutrición adecuada.

La práctica de los movimientos de IGung también es una excelente forma de mantener un buen flujo del Chi.

 

El mantenimiento de tu cuerpo

El antiguo manuscrito médico chino El Mawangdui Shiwen 刑德, Diez Preguntas, enterrado en una tumba sellada en el año 168 a. C. y descubierto en Changsha, Hunan, en 1973, nos muestra la importancia diaria del mantenimiento matutino :

«El Chi que se ha mantenido durante la noche está envejeciendo. Mientras que el Chi fresco garantiza una larga vida. Aquél que es bueno ordenando el Chi, hace que el Chi mantenido durante la noche se disperse y el Chi fresco se recoja en la mañana»

Para ampliar estas observaciones señalamos lo siguiente: la condensación fisiológica de los tejidos y la expansión de los discos durante la noche, hacen que nuestra columna vertebral sea mucho más rígida por la mañana y, por lo tanto, más vulnerable a lesiones. Como el Chi que se ha mantenido durante la noche está envejeciendo, aflojar el cuerpo y liberar el flujo de Chi a primera hora de la mañana mientras todavía estamos acostados, es literalmente un ejercicio muy inteligente, es un Smart Move. 

 

Ejercicios IGung en la Cama – Para aliviar la rigidez matutina y contractura corporal

qikung acostadoIGung es un método único para preservar la salud que combina la experiencia clínica fisioterapéutica más avanzada con la antigua medicina china y los secretos curativos de las artes marciales. Es una hoja de ruta para desplegar nuestra fuerza vital, obtener más energía en menos tiempo y hacerla perdurar mucho tiempo.

 

Nutriendo la vida cada día

El IGung nos ayuda a nutrir la vida, ya que se desarrolló a partir de la misma filosofía y los principios terapéuticos del Yang Shen (陽 身): el concepto holístico más importante que subyace a toda la antigua teoría médica china, es decir, que abarca el proceso continuo de fomento de los «Tres Tesoros» a través de prácticas de autocultivo dirigidas a la salud personal y la longevidad.

Moviéndose con fluidez a través de estos ejercicios, le dará a su cuerpo exactamente lo que necesita en el momento adecuado, siendo el impulso para lubricar, integrar y equilibrar, conectando la comunicación del centro con la periferia y viceversa.

Al final de estos cinco o diez minutos, deberías sentir que has recibido un suave masaje interno, que has estimulado tus células, que has animado tu flujo sanguíneo y que has conectado tus tejidos blandos para que todo tu cuerpo salga de la cama y comience el día.


 

Testimonios

¨¨  A través de la práctica de IGung todos los días de 6 a 7 minutos por la mañana, he aprendido a liberar lo que estaba bloqueado en mi cuerpo. Me permite pasar el día sin medicamentos y me ha enseñado una conciencia corporal que a los 40 años nunca antes había tenido.¨

Dra. Luciana Costa – Endocrinóloga

¨ Para mí practicar los ejercicios del IGung de la cama significa empezar el día con más energía. También me ayudan a mantener la espalda libre de tensiones. ¡Es tan fácil de hacer… Ya son parte de mi vida. ”

Maria Marquès – Directora Escolar

«Solía ​​despertarme con mucha rigidez todos los días hasta un punto que a veces me quedaba clavada o me lesionaba y desde qué hago el IGung todas las mañanas, nunca más he tenido ningún problema.»

Marta Coll – Abogado