De acuerdo a los parámetros de la medicina moderna, la fibromialgia está considerada como un síndrome que presenta una diversidad de síntomas de etiología desconocida. La medicina tradicional china considera a la fibromialgia como una condición, en términos generales, ocasionada por el debilitamiento del bazo-estómago, hígado y corazón. 

Para entender la diferencia es necesario reconocer que la medicina china observa y analiza los órganos vitales desde una perspectiva muy diferente a la de la medicina occidental. La cultura oriental interpreta a la mente y el cuerpo como una unidad psico-física, de manera que los órganos conforman una sola y funcional esfera físico-emocional-mental. La forma anatómica está relacionada exclusivamente con las funciones fisiológicas. Cada órgano es un medio que produce información sobre la configuración y naturaleza de una persona, así como las áreas en las que esto se manifiesta, a través de tejidos específicos del cuerpo. La interacción y funcionamiento entre todos los órganos va a revelar la compleja personalidad y el estado de salud de un individuo.

Por lo tanto, todas las enfermedades psicosomáticas se diagnostican en base a la energía primaria del sistema biológico. Su desequilibrio afectará a todo el sistema energético en su conjunto. En otras palabras, la energía está involucrada (comprometida) tanto en las manifestaciones orgánicas (tejidos y órganos) como en las emocionales, que revelan una crisis en la vida de la persona.

Síndrome Bi

Conference-fibromyalgia-alinetisati-physiotherapy

Para entender más la profundidad de la visión oriental, debemos saber que la fibromialgia está clasificada como síndrome Bi.  Esto se caracteriza por la obstrucción del Chi ( energía en chino) y la sangre en los meridianos y puntos de acupuntura que ocurre, en primer lugar, debido a la constitución del individuo. Y luego, debido a la forma que el estrés, la represión emocional, el esfuerzo físico y mental exagerados afectan esa constitución. Más del 50% de los casos de personas diagnosticadas con fibromialgia sufren también de problemas digestivos lo que afecta la ingesta nutricional adecuada.

Cuando estos factores se experimentan durante un largo período de tiempo, conducen a lo que la medicina china se llama «deficiencia bazo-corazón» o «obstrucción del Chi de hígado» en inglés «Spleen and Heart Deficiency» o «Liver Chi Stagnation«.

El bazo ayudado por su órgano ¨pareja,¨ el estómago, es el encargado de transformar los alimentos en sangre y energía (Chi) con el fin de preservar nuestro cuerpo y en especial el sistema muscular.

El corazón es el principal músculo que nutren el bazo y el estómago. En la medicina china el corazón, más allá de sus funciones circulatorias, se considera el hogar del alma (Shen en chino). Cuando el bazo o el estómago no generan suficientes componentes vitales, debido a desnutrición, sobrecarga física o psicológica, etc., para nutrir el corazón, la calidad de Chi en el corazón no es suficiente para que «Shen», el alma resida de manera adecuada; esta anomalía origina síntomas de ansiedad, preocupación, palpitaciones e insomnio.

Junto a otros síntomas como dolor, fatiga y contracción general del tono corporal ocurre la dolencia, que en el occidente se llama Fibromialgia.

Visión Oriental

 La contractura del tono general que se mide fundamentalmente por el grado de dolor en «los 18 puntos sensibles de la fibromialgia», se produce de dos maneras:

  • Debido al estancamiento del Chi en el hígado: El estancamiento ocasionado por la represión emocional conduce a la obstrucción del Chi y la  sangre en los músculos, además de bloquear también la digestión, lo que a su vez dificulta el trabajo del bazo y el estómago para producir sangre y Chi de calidad. Al tratar a pacientes que presentan estos síntomas, durante la evaluación, se observa que el tono corporal general está comprimido y seco y los músculos tienen una calidad anudada, tipo ¨cuerda.¨
  •  La debilidad crónica del bazo: que origina ¨humedad exagerada¨ y su más peculiar manifestación es una sensación de pesadez con dolor  muscular, distensión abdominal y digestión lenta. Cuando hay inflamación que ocurre en algunos de los casos de pacientes diagnosticados con fibromialgia, también existe humedad/flema que se siente en la palpación de las miofibrillas musculares. Chronic Spleen Weakness leading to Moisture:  Typically manifested in a feeling of heaviness with muscle pain, abdominal bloating and slow digestion. When in flare-ups of patients diagnosed with Fibromyalgia, there is also a Dampness quality felt on palpation of the muscle myofibers.

Visión occidental

Si hacemos una comparación patofisiológica o mejor dicho, una correlación con la medicina occidental moderna, la fibromialgia constituye una «congestión» del tejido fascial donde la fascia (capa delgada que cubre los músculos), produce adherencias fasciales o «nudos». Esto también se agrava debido a malos hábitos en la postura, movimientos repetitivos y secuelas postraumáticas que producen lo que llamamos en fisioterapia disfunción miofascial.Este proceso patológico incide y produce una circulación sanguínea inadecuada restringiendo el suministro de nutrientes a la sustancia esencial del tejido conectivo (músculos, tendones, etc.). A su vez, esta dolencia/desequilibrio afecta la calidad del movimiento, ya que el endurecimiento crónico del tejido lo convierte en «hipomóvil» lo que causa molestias y dolor. Los llamados «puntos sensibles» de la fibromialgia son en realidad una congestión del tejido fascial donde el Chi y la sangre están atrapados.

Lo mejor de los dos mundos

El privilegio de vivir en esta era es que podemos contar con los recursos de ambos tratamientos clínicos, sabiendo, por supuesto, que cada uno de ellos tiene su propia forma de observar y tratar la fibromialgia.

La medicina moderna tiene como objetivo tratar los síntomas, o mejor dicho, eliminar la sensación que estos producen, de manera que lo más común es recetar antidepresivos, pastillas para el alivio del dolor y actividad física moderada. Aunque algunos pacientes responden bien a los medicamentos, la mejora en los síntomas varía de persona a persona. Desafortunadamente, muchos se quejan de los efectos secundarios de estos medicamentos, tales como mareos, estreñimiento, boca seca, erupción cutánea, dolor de cabeza y aumento del apetito.

En la medicina china la palabra enfermedad no existe, esta se describe bajo el concepto de desequilibrio. Así que el objetivo de un plan de sanación consiste en re-equilibrar el Chi del bazo y el estómago y movilizar el Chi del hígado. El objetivo es armonizar la relación del bazo y el hígado para que puedan llevar a cabo su trabajo en cuanto al procesamiento y transformación de los alimentos en Chi y sangre con el fin de nutrir el sistema muscular y el corazón en particular.  Se trata de recuperar el equilibrio entre los órganos internos para que la fuerza motriz de la nutrición se dirija a todos los sistemas corporales. Esto se hace a través de la nutrición adecuada, la auto acupresión en los puntos clave de acupuntura y los movimientos conscientes a través de ejercicios específicos que movilizan la fascia (como IGung Ejercicios de la Cama), liberándola de adherencias en los puntos sensibles y reconectando al cuerpo en su conjunto.

Restaurar el cuerpo con un enfoque de tratamiento holístico

chronic-pain-chronic-fatigue-alinetisato

Con una atención adecuada y un tratamiento diario integral, los «pacientes» diagnosticados con fibromialgia aprenden a restaurar el flujo del Chi (energía vital) en los sistemas de meridianos y puntos de acupuntura del cuerpo humano. Esto se traduce en una mejor función del organismo, un metabolismo más eficiente, un flujo sanguíneo fuerte y una mente clara. A medida que se perfeccionan los espacios internos, tanto físicos como mentales se liberan las energías que impulsan al cuerpo a un estado natural de equilibrio. Mantener las articulaciones móviles, los tejidos maleables, los músculos tonificados y flexibles, contribuye a mantener también los fluidos corporales en movimiento, liberando el sistema vascular y el sistema nervioso de las contracciones para sentir el placer de un cuerpo sin dolor.

Cuando aprendes a liberar poco a poco las molestias, con consistencia y delicadeza, este cuidado y atención despierta la capacidad sanadora e innata del cuerpo así como el sentido del poder personal que es, en resumen, la extensión natural de nuestro estado de equilibrio.


 

Testimonio

 

Cuando vi la entrevista de Aline en la televisión, le dije a mi marido «…ella me va a ayudar ¨…y lo hizo! Llevo 3 semanas siguiendo las técnicas y ejercicios internos de IGung y es la primera vez en 7 años que consigo limpiar mi casa y no sentir dolor después.

Ana Paula Dama, 37 años – Panadera (diagnosticada con Fibromialgia)